Categorías
actualidad

¿Paro mis campañas por el COVID-19?

¿Por qué no debo dejar de hacer SEO por el coronavirus?

Desde que se instauró el estado de alarma en España muchas empresas se vieron obligadas a cerrar sus persianas durante un tiempo indeterminado. El cierre no les supuso ni mucho menos dejar de pagar gastos, solo que sin ingresos la situación económica de muchos se ha complicado. Ningún empresario ni autónomo es ajeno a esta situación y tampoco lo somos los especialistas en marketing.

Sin duda esta situación va a cambiar, si no lo ha hecho ya, muchas cosas a nivel laboral. Las empresas más tradicionales han descubierto que sus empleados pueden teletrabajar desde casa, lo que puede beneficiar la conciliación familiar y los trabajadores han aprendido a compaginar su trabajo con tiempo para estar con la familia. Peor lo han llevado aquellos negocios más tradicionales que se han visto abocados a desarrollar su negocio digital con urgencia.

¿Paralizo mi inversión en Marketing Online?

Los últimos días han sido varios los que me han preguntado si era necesario seguir invirtiendo en marketing online en esta situación. Mi consejo es que, salvo que solo tengas contratadas campañas de Ads que dependan de la apertura de tu negocio, no pares tus campañas de publicidad online. El argumento es sencillo, si paras tus esfuerzos en publicidad online y tu competencia no lo hace a medio largo plazo tu trabajo puede verse gravemente afectado por estas decisiones. Si se trata de una cuestión económica te sugiero que hables con tu agencia y trates de acordar algún tipo de acuerdo en la rebaja en el fee mensual si te ves obligado a rebajar las horas de consultoría, pero no lo dejes.

El SEO no se para por el coronavirus.

De acuerdo, la situación actual es muy extraña para todos, pero no para los buscadores. Actualmente están registrándose subidas muy importantes de búsquedas que antes del estado de alarma eran insignificantes (¿quién en su sano juicio intentaba cortarse el pelo en casa?), lo que ha obligado a algunos sectores a contratar servicios de consultoría SEO.

Es buen momento para corregir errores en la web

Acostumbrados a un ritmo de vida frenético la situación de muchas empresas que han parado por completo máquinas no debe verse como un tiempo perdido. Ha llegado la hora de valorar qué acciones deben hacerse en la web para mejorar la visibilidad orgánica. Por ello, es imprescindible realizar una auditoría SEO al sitio web, para detectar errores técnicos a corregir y aportar soluciones de valor. Como decía aquel refrán de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, estoy convencido que muchas empresas echarán de menos esta oportunidad.

Mejora contenidos para SEO

Seguramente tengas tanto trabajo que lo último que pienses es en cambiar el contenido de tu web. A veces es demasiado escueto o simplemente es la ficha de producto del fabricante, con lo que incurres en un error de duplicidad de contenido que poco puede aportar. Aprovecha este tiempo para, con la asesoría de un profesional SEO que base su conocimiento en un estudio de palabras clave, te indique cómo crear el contenido y con qué palabras clave. Nadie conoce mejor que tú tu negocio, pero un contenido jerarquizado, pero el SEO requiere otras acciones además de un buen contenido.

Informa a Google de los cambios

Si tienes un e-commerce pero te has visto obligado a parar la actividad recuerda seguir los consejos de Google para pausar un negocio online. Básicamente debes inhabilitar la función del carrito, informando a los clientes de la situación actual y actualizando los datos estructurados de producto, así como los horarios de apertura del negocio físico. Cuando hayas actualizado, recuerda informar a Google a través de Google Search Console solicitando el rastreo para que actualice cuanto antes.

Disfruta de los tuyos

Este es el mejor consejo que puedo darte. Te lo digo mientras miro a mi hijo aplaudiéndome porque le he prometido jugar en cuanto acabe estas líneas. No sabemos cuándo saldremos de esta, pero seguro que saldremos con mucho más trabajo acumulado del que nos gustaría. Y ahora discúlpame pero el placer me llama…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *